Billy Martínez - Render

¿Qué estás haciendo por cumplir con tu misión?

Es muy recurrente que las personas que se consideran emprendedores tengan objetivos claros, sean ambiciosos y, hasta cierto punto, se arriesguen para cumplirlos. Pero ¿realmente los objetivos que tienes son para impactar positivamente a más personas?

Uno de los aspectos que hace único a un emprendedor es el conocimiento sobre sí mismo. Te has preguntado ¿cuál es mi misión? ¿Qué estoy haciendo para lograrla? ¿Realmente sé hacia dónde voy? Preguntas que parecieran sencillas, pero tienen la intención de reconocer hasta qué punto sabremos aceptar las adversidades.

Como empresarios debemos desmitificar que el emprendedor es alguien que inicia un negocio o tiene una idea que puede tener futuro. Emprender puede hacerse en cualquier circunstancia. Puedes ser emprendedor de vida, involucrándote en temas propios y construyendo el éxito personal. Puedes ser emprendedor dentro de un puesto de trabajo, generando propuestas que beneficien la producción, el clima laboral, etc. Están los emprendedores que desarrollan un modelo de negocio que, sin pensarlo, se encuentran con oportunidades. Y estamos todos los que queremos hacer un cambio a través de productos, servicios o simplemente ideas que impacten positivamente a la mayor cantidad de personas posibles.

Una vez Giancarlo Ibargüen, exrector de la Universidad Francisco Marroquín, dijo: “Yo vivo mi vida como una misión, es decir, sé lo que quiero, sé con quiénes puedo contar para llevarlo a cabo pero, sobre todo, vivo todos los días pensando cómo estoy aportando a construir desarrollo en mi entorno”.

Así que, si eres emprendedor, hazte todos los días esa pregunta, analiza si estás aportando valor a tus clientes, si realmente es lo que quieres para tu vida. Si aún estás pensando si emprender o no, ¡hazlo! Pocas cosas en la vida son tan fascinantes como el mundo de los negocios.

¿Estás preparado para cumplir con tu misión?