https://cdn-images-1.medium.com

Tiempo y dinero, herramientas para #AlcanzarSueños

"El tiempo y el dinero son como el agua", me dijo en una ocasión mi mentora. Si tu no decides a dónde deben ir, estos se escapan.

¡Cuanta razón tiene! Solo tenemos que hacer un recuento mental del último mes. ¿Tienes claro cuáles fueron tus gastos? ¿Tienes en mente no solo en que gastaste, si esos gastos estaban presupuestados y en línea con tus prioridades? ¿Sabes cuáles son tus prioridades y cómo tu dinero te permite seguir en ese curso de acción?

La mayoría de las personas se ajustan a un presupuesto, que es una de las mejores prácticas que puedes tener. Sin embargo, ese presupuesto tiene que existir en función de tus metas y prioridades. Antes de elaborar tu siguiente presupuesto evalúa cuales son tus metas y prioridades, luego elabora tu presupuesto y elimina todos aquellos gastos que no soporten el camino hacia tus metas. Pueden ser gastos innecesarios, compras por impulso o pequeños gustos que sumados consumen una porción significativa de tu presupuesto.

Si eres empresario, necesitas ser muy diligente con tus presupuestos y cómo estos apoyan tus metas. Los emprendedores caemos en el error de sacrificar la calidad cortando gastos para bajar costos y el resultado es que perjudicamos tanto el proceso como el resultado final, lo cual daña la imagen y ventas y dejamos de poner atención a gastos pequeños que parecen no afectar, pero en realidad es dinero que se escapa por las grietas.

Si tu meta es tener más clientes y aumentar tus ventas tienes que invertir en lo verdaderamente importante, necesitas tener un producto o servicio de calidad y la infraestructura para producir más.

Nunca cortes gastos que van a bajar la calidad de tu producto o servicio, mejor invierte tiempo en investigar qué nuevas tecnologías o procedimientos hay en tu industria, qué puedes implementar para automatizar procesos y ser más eficiente, destina tiempo para evaluar nuevos proveedores o productos sustitutos para bajar costos. Y toma un tiempo para evaluar todos aquellos gastos a los que no les has puesto atención desde hace un tiempo, esos cobros mensuales repetitivos. Puede ser que estés pagando por suscripciones que ya no utilizas o puede ser que ese plan telefónico que contrataste hace un par de años ya no sea la mejor opción.

El tema del dinero es más fácil de cuantificar, pero el verdadero reto es cómo cuidas en qué inviertes tu tiempo.

El tiempo vuela y es muy fácil enredarse en lo urgente y descuidar lo importante. Después de todo, nosotros mismos nos convencemos que una urgencia ES importante.

El primer error que cometemos con el tiempo es que no lo administramos, si regresamos a los principios básicos de la administración (planear, ejecutar y controlar) ¿Cuál de estas cosas hacemos? Sólo ejecutamos, sin un plan. Lo cual no tiene sentido. Atendemos lo que esta enfrente de nosotros, el correo, el celular, los problemas de otros. Rara vez una persona destina tiempo para planear y organizar su semana.

Para poder administrar efectivamente el tiempo es importante saber cuales son nuestras prioridades.

Las prioridades son todas aquellas tareas, proyectos y actividades que te van a traer resultados específicos en el menor tiempo posible = aumentar tus ingresos, hacer las cosas más rápido o bajar costos.

Entonces, mañana a primera hora, sin abrir la computadora y con el teléfono en silencio, toma hoja y papel y escribe:

Cuáles son las 3 cosas que puedo hacer esta semana que van a: aumentar mis ingresos, hacer mis procesos más eficientes o bajar mis costos. Trabaja en ellos como primer punto en la mañana y deja para último las tareas repetitivas y de bajo impacto.

Repite esta rutina todas las semanas y lograrás llegar a tus metas más rápido.

En conclusión, cuando vez tus finanzas y tu tiempo como herramientas para lograr tus sueños, cumplir tus propósitos y mejorar tu calidad de vida, tu percepción de ellos cambia y tomas mejores decisiones.

#EmpresarioProductivo #AlcanzarSueños